¿Cuáles son las enfermedades comunes en otoño?

El otoño es la estación del año comprendida aproximadamente entre el 21 de septiembre y se extiende hasta el 21 de diciembre, o dicho de otra manera, del equinoccio de otoño al solsticio de invierno.

En general el otoño mexicano es bastante fresco y la temperatura baja hacia las horas de la noche, a partir del equinoccio, donde el día y la noche duran casi lo mismo. El cambio de estación nos trae cambios en el clima, en ocasiones muy drásticos, que pueden afectar nuestra salud y las de nuestras familias, por lo que tenemos que ajustar nuestro modo de vida según nuestras actividades y estado del clima.

Así como la primavera es conocida como la temporada de las alergias, hay algunas enfermedades comunes en otoño.

Resfriado común

Es una enfermedad contagiosa que se transmite por el aire o por personas enfermas que tosen o estornudan junto a nosotros. En otoño hace frío por la mañana y por la noche, por la tarde hace calor, en las casas y oficinas cerramos las ventanas para no sentir frío, por lo que el aire circula poco y aumenta el riesgo de contagio.

Conjuntivitis

Con el aumento de humedad en el ambiente también aumentan las infecciones en las mucosas, por lo que los ojos pueden sufrir este tipo de inflamación que nos provoca ojos rojos, hay que tener cuidado ya que es altamente contagiosa y aunque puede sonar grave, su tratamiento es relativamente sencillo.

La gripe

La gripe es otra de las enfermedades comunes en otoño, por eso en octubre se realizan las campañas de vacunación en adultos mayores. Las causas de la gripe son las mismas que las del resfriado común, cambios de temperatura y permanecer en espacios poco ventilados.

Astenia otoñal

Caracterizada por una sensación generalizada de cansancio, fatiga, debilidad física y psíquica. Conocida también como “La depresión de otoño” se debe a la disminución en la luz de día, baja en la temperatura, regresar a la rutina después del verano, mal tiempo al salir a la calle, etcétera. Afecta principalmente a personas entre 20 y 50 años y la principal incidencia es en mujeres.

Enfermedades estomacales

Por el calor y la humedad los alimentos se descomponen fácilmente, lo que puede provocar que, si comemos en la calle, comamos bacterias o parásitos que estén en esos alimentos. Como la temporada de lluvias al inicio del otoño aún no termina, podemos ser víctimas de virus que se transmiten por vía aérea y provocarnos gastroenteritis.

Afecciones de la piel

La humedad y el frío provocan afecciones en la piel, ocasionando infecciones por hongos o dermatitis por alergias o resequedad.

Enfermedades cardio-repiratorias

Aunque en realidad esto no es tan común, el esfuerzo “inconsciente” del cuerpo para adaptarse a los repentinos cambios de temperatura puede generar una carga de trabajo intensa para el corazón.

¿Qué podemos hacer?

Evitar enfermedades comunes en otoño no es tan complicado

La principal recomendación, por obvia que parezca es taparse. Puede resultar incómodo cargar una chamarra, o algo para taparse, durante el periodo de calor, pero será una protección muy valiosa cuando empiece a bajar la temperatura.

Otra forma activa de protegerse es aumentar la actividad física, en específico el ejercicio, tener un mejor balance en tu dieta y procurar que sea rica en vitamina C.